Una manera divertida de jugar con tu comida es haciendo caviar de fruta. Es original y curioso. ¿Te atreves a probar?  En Frutas Alex y Soler te contamos cómo hacer caviar de frutas de una manera sencilla en tu cocina.

La gastronomía molecular se basa en aplicar métodos modernos e innovadores de transformación de los ingredientes cotidianos. Estas transformaciones involucran una variedad de métodos y, a veces, equipos especializados e ingredientes especiales que provocarán un cambio físico o químico.

Si quieres probar lo que se siente con la gastronomía molecular describiremos una manera sencilla y simplificada que involucra la esferificación. Nos permite cambiar la forma y composición de los alimentos haciendo esferas perfectamente redondas.

El método de esferificación que vamos a explicar es el más sencillo para poder convertir los alimentos en pequeñas esferas desde casa.

Ingredientes necesarios:

  • Agar Agar – 1/4 cucharadita
  • Zumo de lima
  • Aceite de girasol

PASO 1

Este paso es muy simple. Debemos llenar un vaso alto con un poco de aceite. Aunque somos claros defensores del aceite de oliva para que esta técnica nos salga perfecta es mejor usar aceite de girasol. Una vez el vaso está lleno lo meteremos al congelador mínimo 30 minutos hasta una hora.
La intención es que este muy frio, pero no congelado, para que las esferas se creen bien.

PASO 2

Exprime las limas hasta obtener mínimo 200 ml, para que no haya problemas al pasarlo por la pipeta y no se obstruya la punta es mejor que colemos el zumo antes.

PASO 3

En una cazuela pondremos a ebullición el zumo de lima exprimido y añadiremos el agar agar removiéndolo bien para que no se formen grumos, lo dejaremos que hierba durante mínimo 2 minutos.

PASO 4

Apagaremos el fuego y vamos controlando la temperatura hasta que llegue a los 38º, donde cargaremos la pipeta con líquido.

PASO 5

Una vez sacado el aceite del congelador procedemos a la creación de las esferas dejándolas caer y viendo como la magia se crea, formando pequeñas esferas de zumo de lima

Vamos recogiéndolas poco a poco con un colador para que no choquen entre sí.

Las esferas podemos guardarlas unos días en la nevera hasta que decidamos usarlas, bien sea en platos dulces o salados.

¡LISTO! Ya tenemos nuestras esferificaciones de zumo de lima.